Hacerse socio y sus ventajas

Como Club de Rol y Asociación Juvenil, nos agrupamos y organizamos como socios del club. Aunque cualquiera puede venir a disfrutar y jugar al club sin la necesidad de ser socio (incluso colaborar y ayudar en jornadas), ser-lo tiene algunas ventajas.

¿Como hacerse socio?

Simplemente tienes que decirse-lo mediante vía oral o escrita (vía web) a alguno de los cargos de la Junta Directiva. Ellos cogerán tus datos y te indicaran los pasos que debes seguir. Se te pedirá el nombre. apellidos, dirección, código postal, numero DNI, fecha de nacimiento, teléfono y correo electrónico.

¿Que ventajas tiene ser socio?

- Principalmente, poder disfrutar entre semana de la biblioteca y ludoteca del club, cogiendo el material el fin de semana de prestado para disfrutarlo en casa durante esa semana o algo más.

- Como socio tendrás voto en las reuniones y asambleas del club, en las cuales se deciden que actividades se realizaran ese año, la Junta Directiva del club y en que se va a gastar la subvención de la asociación. Todos tienen palabra en las reuniones, pero solo los socios pueden votar.

- Acceso a los apartados privados de la web y el foro donde se tratan los temas del club y se informa del material que se ha recogido.

- Descuento en material relacionado con el club como las camisetas.

Si soy socio, ¿tendré algún tipo de responsabilidad?

No. El hecho de ser socio no te obliga a participar en las actividades del club. Aquellos que deciden hacerlo es por que quieren y pueden. Ni siquiera estas obligado a asistir a las reuniones. En definitiva, cero responsabilidades.

¿Cuesta algo ser socio?

Si. La cuota del club es anual, y aunque solo son 10 euros, deben ser ingresados en la cuenta del club cada año o pagados en mano al tesorero actual. El pago suele ser a principio del año. Este dinero se dedica luego a comprar material para el club que se decide entre todos. Una misma cuota de socio abarca también a las personas que residen con el socio, los cuales deben estar empadronadas en la misma vivienda. Por ejemplo, si sois hermanos y vivís juntos solo pagaréis una cuota.